miércoles, 1 de diciembre de 2010

GENEROSIDAD


El gran pintor francés Corot, uno de los maestros del impresionismo. Sabedor de que Daumier, el gran dibujante, ciego el pobre, iba a ser desahuciado de su piso, le escribió esta carta merecedora de pasar a la posteridad.
"Querido camarada:
Tenía en Valmondois, cerca de Isle Adan, una casita de la que no sabía qué hacer. Se ma ha ocurrido que te la podía ofrecer y como he considerado que la idea no estaba mal la he registrado ante notario. No lo hago por ti, sino para fastidiar al propietario. Cordialmente, Corot."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada