martes, 28 de diciembre de 2010

LA GIOCONDA


No tiene pestañas: en Florencia, durante el Renacimiento, era moda afeitárselas por completo. Es el retrato de una mujer florentina de clase media, la esposa de un marchante llamado Francesco del Giocondo. Los rayos X revelan que en el cuadro hay tres versiones completamente diferentes de la misma mujer, aunque todas son obra de Leonardo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada