viernes, 18 de enero de 2013

EL CAÑÓN DORA


El cañón Dora fue un inmenso cañón de artillería de 800 mm, construido en Essen (Alemania) y utilizado durante la Segunda Guerra Mundial contra las fortificaciones de la ciudad de Sebastopol, en la península de Crimea. Hasta el día de hoy, es la pieza de artillería más grande que se ha construido jamás.

El mayor cañón jamás construido tuvo una vida operativa de 13 días, durante los cuales disparó un total de 48 proyectiles. Necesitaba un convoy ferroviario de 25 vagones para ser transportado, 2.000 hombres de dotación y más de seis semanas para ser montado.

La cantidad de mano de obra necesaria para ensamblar el “Dora” era enorme. Cada uno de los 80 cm K (E) tenía un destacamento completo de no menos de 1.420 hombres al mando de un coronel. Este disponía de su propio cuartel general y personal de planificación. La dotación principal era de alrededor de 500 hombres, la mayoría de ellos necesarios para el complicado proceso de mantenimiento y manejo de la munición. Una vez en acción, estos 500 hombres permanecerían junto al cañón, pero el resto del personal estaba formado por varias unidades auxiliares, incluyendo una de inteligencia para determinar qué objetivos debían bombardearse.

Incluso usando este pequeño ejército, llevaba entre tres y seis semanas el ensamblar el cañón con la ayuda de las dos grúas puente de 10 t que habían sido diseñadas especialmente para la tarea. Sólo el situar correctamente el material necesario para el ensamblaje ya era una tarea maestra de planificación ferroviaria, pero de alguna manera se logró llevarla a cabo y a principios de 1942 el “Dora” estaba listo, junto con el resto del dispositivo de asedio y toda la voluminosa cantidad de munición necesaria.

En mayo de 1945, los componentes del “Dora” estaban dispersos por toda Europa Central. Los transportes ferroviarios cuidadosamente planeados habían sido atacados constantemente por aviones aliados y las partes que todavía estaban de una pieza fueron destruidas por sus propias dotaciones y abandonadas para el asombro de los aliados. Hoy, todo lo que queda del “Dora” son algunos proyectiles en los museos.


Fuente visitada- Wikipedia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada