martes, 25 de enero de 2011

REMOLINOS DE AGUA


En ocasiones, se puede formar un remolino de viento en un punto muy concreto del mar o de un lago; éstos sucionan el agua y la elevan por los aires, aunque en general suelen medir escasos metros de altura. Con todo, en el año 1.898 se pudo observar frente a la costa australiana una tromba de agua que, aparentemente, alcanzaba unos tres metros de diámetro; en cuanto pudo comprobarse su altura con un teodolito, se supo que era de nada menos que de 1. 528 metros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada