lunes, 25 de octubre de 2010

REY POR UN DÍA

En la antigua Babilonia era costumbre convertir a un súbdito en rey para festejar el día de año nuevo; una vez concluido este corto período de gobierno, el "rey por un día" era sacrificado a los dioses. Así había rezado la tradición años y años. Sin embargo, cuando el jardinero del rey asumió el compromiso de ser "rey por un día", canbió el curso normal de la costumbre. Durante la fiesta de año nuevo, el verdadero rey murió y su jardinero le sucedió en el trono. Según se cuenta, reinó 24 años y durante la etapa de su gobierno Babilonia vivió una época floreciente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada