miércoles, 27 de abril de 2011

EL COLOSO DE RODAS


El Coloso de Rodas era una gran estatua del dios griego Helios, erigida en la isla de Rodas (Grecia), en el siglo III a. C. por el escultor Cares de Lindos. Fue considerada una de las Siete maravillas del mundo antiguo.

Todo lo que se conoce sobre esta estatua se debe a las noticias que dejaron los escritores antiguos Polibio Estrabón y Plinio, y a las crónicas bizantinas de Constantino VII Porfirogéneta, Miguel el Sirio y Filón. Hecha con placas de bronce sobre un armazón de hierro, la estatua representaba al dios griego del sol, Helios. Su tamaño era de entre 30 y 40 metros de altura y su peso de unas 70 toneladas.
56 años después de su construcción, en el año 226 a. C. un terremoto derribó la colosal obra. Los habitantes de Rodas decidieron dejar sus restos en el mismo lugar donde cayeron por seguir el designio de un oráculo. Y así quedaron los restos de la estatua durante novecientos años aproximadamente, hasta que en el año 654 d. C. los musulmanes se apoderaron del bronce como botín en una de sus incursiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada