sábado, 23 de abril de 2011

LA ABSENTA


La absenta ha sido una bebida que ha causado mucha controversia a lo largo de la historia. Dicha controversia se debe a que se cree que ingerir una cierta cantidad de absenta causa alucinaciones, por eso algunos países decidieron prohibirla. Con el tiempo —más de medio siglo— y su creciente demanda, los países empezaron a levantar las prohibiciones, eso sí, fijando unos límites máximos al contenido de tuyonas para evitar alucinaciones. Actualmente está prohibida en algunos estados de Estados Unidos. La descripción es una postura exagerada de lo que se puede denominar «efecto secundario» acerca del estado en blanco efecto que es el mismo que el abuso provocado por cualquier ingesta de alcohol en fuertes dosis.

El rito de la bebida.
Instrumentos-
Tradicionalmente la absenta se servía en un vaso de cristal junto con la típica cuchara con perforaciones en la cazoleta. Se servía además un terrón de azúcar que se depositaba en la concavidad de la cuchara que se sostenía en la parte superior del vaso. Junto con el vaso, la cuchara y el terrón de azúcar, se servía una jarra de agua fría utilizada para rebajar la mezcla de absenta y agua desde 1/3 (un tercio) hasta 1/5 (la quinta parte), y esto se hacía vertiendo el agua lentamente a través del azúcar. Durante este proceso puesto que los componentes no son solubles en agua, el contenido debía beberse en un trago, la mezcla con agua proporcionaba un color similar a la leche.

Los vasos en los que se sirve la absenta son muy variados y exóticos, existen los vasos normales y los más apropiados son los que tienen en el fondo una especie de abultamiento o burbuja con la medida habitual de una onza.

Los artistas de finales del siglo XIX y principios del XX, tales como Wilde, Van Gogh, Baudelaire, Manet, Picasso, Degas, Hemingway, Álvares de Azevedo, Strindberg, Verlaine, Rimbaud entre otros, consumían absenta con el fin de inspirarse artísticamente para sus obras, ya que supuestamente inducía a la verborrea y la inspiración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada